El cuero cabelludo es uno de los grandes olvidados en nuestras rutinas de belleza y cuidados. Sin embargo, es vital para tener un pelo saludable.

Un 47,08% de las mujeres y un 40% de los hombres tienen el cuero cabelludo sensible. Y los síntomas son picor, sequedad, tirantez… Y en la mayoría de casos estos síntomas ocasionan lo que identificamos como caspa, pero que puede ser simplemente una alteración del cuero cabelludo.

Para evitar que esto ocurra es importante:

1. Masajear con la yema de los dedos: no es necesario frotar con fuerza el cuero cabelludo cuando nos lavábamos la cabeza. Tenemos que usar las yemas de los dedos y masajear el cuero capilar para estimular la circulación sanguínea y mejorar la oxigenación. De esta manera además de activar la circulación, también evitamos la caída del cabello.

2. Protegerlo: Al igual que cuidamos y protegemos la piel, deberíamos hacer lo mismo con el cuero capilar. Es importante protegerlo de los efectos externos, como el sol, la contaminación, etc.

3. Buena alimentación: La nutrición también juega un papel fundamental en el bienestar de nuestro cuero cabelludo. Hay ciertos alimentos que tienen hayan a proteger de forma natural el cuero. Alimentos que contengan vitamina E, que protege de las células del daño oxidativo, vitamina B5 y B6 que contribuyen al buen funcionamiento del metabolismo energético.